RSS

martes, 9 de octubre de 2012

Ultrabollera. Episodio 2. Superpoderes



La revelación de la tía Vera desoncertó mucho a Lau. ¿Por qué? ¿Por qué ella? Ella sólo quería ser una chica ... una chica... ¡normal! 

-Tía Vera, yo solo quiero ser una chica normal.
-Cariño, tienes un don y todos los dones conllevan sacrificios - y mientras decía esto, tía Vera acariciaba el pelo recogido en una coleta de su sobrina.
-Pero ¿qué don? Lo único que tengo es un lunar en el hombro con forma de cuadros y un casio incrustado en la muñeca- Lau empezaba a desesperarse
-No, nena, no. Tu don es mucho más que todo eso. Lo descubrirás poco a poco, a su debido tiempo, cuando tus superpoderes consideren que estás preparada.

En el instituto, Lau no podía concentrarse, en parte porque las notas ya estaban puestas y apenas quedaban un par de días para el fin del curso y el comienzo oficial de las vacaciones de verano. En su mente sólo resonaban las palabras: ¡Ultrabolleraaaaa! Bueno, en su mente y en la boca de la hija de puta que se sentaba detrás de ella, Mónica, que llevaba desde primaria llamándole "tortillera".  Hija de puta era un rato, pero de tonta no tenía un pelo...

El timbre de recreo suponía un alivio. Corría al patio donde le esperaban los chicos para jugar un partidillo. En realidad era la única chica a la que dejaban jugar. Pero no, eso no quería decir nada. Lau pensaba que era la única a la que se le daba bien el fútbol porque era la única con agallas para enfundarse en un sujetador deportivo siete días a la semana. 

Al terminar el recreo, una de las novias de sus compañeros de juego se acercó hasta donde estaba ella. Lau empezó a sudar, no se le daban bien las relaciones sociales, menos cuando apenas conocía a las personas en cuestión. Aquella chica se acercó con todo su grupito y se dispuso a entablar una conversación.

-Hola, Laura. Soy Sofía, la novia de Pablo - Pablo era un chico muy bueno con el regate que solía jugar de delantero -  Había pensado que si te parece podías venirte esta tarde con nosotras. Vamos a ir de compras de trapitos.
-Ah, ¡qué bien! A mí me encanta el Decathlon...
-Hum.. Verás Laura, nosotras vamos de compras al centro comercial...
-Ya, sí, lo que sea... 
-¿Vendrás? 

Lau sabía que era muy extraño recibir una invitación de ese tipo así por las buenas, pero no tenía muchas oportunidades como esa. En general, no tenía muchas amigas, sólo amigos. A lo mejor era un buen momento para encauzar su vida y demostrarle a tía Vera que podía ser que ella no estuviera llamada a ser realmente "Ultrabollera"

A la hora de comer entró en casa con cara triunfante y pregonó bien alto que había quedado con unas AMIGAS para ir de compras. La madre de Lau decidió sacar los ahorros que había guardado para la universidad de sus hijas para que Lau se comprara lo que quisiese aquella tarde. Nunca pensó que su hija mayor... se iría de compras a un lugar donde la ropa te la llevaras en bolsas y no en un carrito de la compra.

 Ya por la noche, Lau volvió con un semblante extraño. Su hermana Ali al fin decidió preguntarle:

-Bueno, ¿qué tal lo has pasado? - preguntó la hermana pequeña
-Sólo querían que fuera para que les hablara de los chicos. Decían que a mí seguro que me contaban sus cosas y que me hablaban de ellas... pero la verdad es que nunca hemos hablado de esas tonterías. Lo más que les pude decir es la alineación del equipo ideal de cada uno...y no parecían contentas con ello.
-¿Te has comprado algo?
-Una gorra de beisol
-¿¿¿Otra??? - a lo que Lau contestó únicamente encogiéndose de hombros. 
-Lo que pasa es que ...
-¿Qué?
-Que me ha pasado algo raro...Hemos entrado en una tienda que no estaba mal, se llamaba Pull&Bear y...al entrar, he empezado a sentir algo extraño. Estaba lleno de chicas y al pasar por su lado un escalofrío parecía recorrerme de arriba a abajo. Hasta se me ha puesto la piel de gallina. He tenido que salir prácticamente corriendo...
-¡¡¡OH DIOS MÍO!! - Se escuchó proviniente de detrás de la puerta, donde Lau y Ali vieron a tia Vera triunfante.
-¿Qué pasa?
-¡Tus superpoderes, Lau! ¡Tus superpoderes! Está comenzando... ya tienes... ¡¡EL LES-RADAR!!
-¿Comorl?
-Debí suponer que la tía Vera había vuelto a beber - dijo Ali justo antes de ser partícipe del destino de su hermana.

7 títulos de crédito:

María dijo...

Ja, ja, ja... ultrabollera típica...

Clio dijo...

jajajaja me ha encantado!!
esperando con ganas a la próxima!!

PD: totalmente identificada tema futbol instituto!!XD

Hormiga dijo...

jjajajajaja la espera ha merecido la pena!

Lau dijo...

#NoIbaASerBolloPEEEEEERO... Jajajaja Solo falta la canción de Malú XD

Butterflied dijo...

El Pull&Bear dice, me meo. ¿Ahora es cuando saca Mónica Naranjo el disco de "Palabra de Mujer" o esta historia está ambientada en la ERA actual? xDDD

Ya podría ser yo la Ultrabollera para que se me desarrollase el radar, que el mío viene estropeado de fábrica o algo, porque nunca me entero de nada...

Sandra Montes dijo...

Hola
Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
Sandra.

Lunaa dijo...

Los típicos tópicos!!
Lo fuerte es ponerte a jugar a fútbol en el recreo del colegio y k la ultramegabollo te suelte:
- si no sabes jugar no juegues!
K cruel y eso k somos del mismo gremio sniff

Años más tarde leí k juega en la liga femenina profesional jajaja

 
Copyright Mi vida sigue siendo un serial 2009. Powered by Blogger.Wordpress Theme by Ezwpthemes .
Converted To Blogger Template by Anshul Dudeja.