RSS

lunes, 9 de mayo de 2011

Cultura Les: Bodas lesbianas en TV y otras cuestiones éticas

En Glee las cosas van despacio entre Santana y Brittany, en parte porque se está jugando con el tema de la visibilidad de Santana y el miedo que experimenta a salir del armario en el ambiente del instituto. Un tema que me parece bien tratar.

 
Pero mientras tanto, tenemos otro ejemplo de visibilidad en una serie de televisión y hablo concretamente de : Anatomía de Grey.

Ya se ha emitido el capítulo donde Callie y Arizona se "casan". Lo pongo entre comillas porque el episodio denuncia (aunque débilmente) que en Seattle no está aprobada la ley de matrimonios gays y habla de la sensación de Callie de que no es una boda "real", idea que le arroja a la cara su madre, fervientemente católica y que finalmente ni siquiera acude al enlace.



Lo primero que pensé es que debía ser la primera boda lesbiana de la historia de la televisión, pero... jodó, ¡qué equivocada estaba! En un segundo Ox me había puesto al día y me había dado una larga lista de bodas que anteriormente habían aparecido en la pequeña pantalla. Por ejemplo en un episodio de Friends, donde la ex-mujer de Ross se casa con su actual pareja. O en Los Simpson donde en un episodio Homer abre una capilla de bodas gays. Por cierto que creo que ha sido el único capítulo de la serie que ha sido catalogado con "contenido para adultos". Lo cual me parece un ejemplo de la mentalidad hipócrita y cerrada de USA. De hecho, me recuerda (aunque no tenga mucho que ver) que yo juego en una página al póker. Tiene un chat para hablar con los demás jugadores, que acceden de muchas partes del mundo. Bien, pues estando yo conversando con uno de estos jugadores, fui a escribir que no gastara fuerzas en ligar conmigo, que I`m lesbian. Bueno, pues el chat me censuró la palabra LESBIAN y me indicó que si seguía utilizando vocabulario insultante, sería baneada permanentemente. Y digo yo... ¿Lesbian es un insulto?

Existe también mucha polémica sobre el por qué las parejas gays y lesbianas desean casarse a la manera "tradicional" y si no deberíamos huir de toda esa convención social. Sin embargo, yo me pregunto... ¿Todo lo tradicional es malo? En ética se dice que para examinar si una tradición debe erradicarse o conservarse, debe hacerse una valoración sobre si viola los derechos humanos. En el caso de las bodas parece claro que no se hace daño a nadie (exceptuando la minuta de los abogados en caso de divorcio). Mi conclusión es que que uno no se quiera casar no significa que no debamos luchar por que quién quiera pueda hacerlo.

También me gustaría reflexionar sobre lo que dice el PP sobre que no es que esté en contra de los matrimonios homosexuales, sino que... simplemente propone que no se llamen matrimonio, si no que se llamen "x". El problema que yo veo en esto es que es la puerta para una estigmatización. Si yo me caso con una mujer y me preguntan: ¿Estás casada? Tendría que responder que estoy "x", lo cual ya me está obligando a exponer mi orientación sexual quiera o no quiera. Y yo, que estoy a favor de la visibilidad, también creo que cada cual debe decidir el momento y a las personas a quién contárselo. ¿Qué será lo próximo? ¿Poner a los matrimonios homosexuales una estrella de David en la solapa como en el Tercer Reich...?

No sé... ¿qué decís vosotr@s?

CONTINUARÁ...

15 títulos de crédito:

Akari dijo...

Considero absurdo eso de querer cambiarle el nombre a los matrimonios homosexuales sólo para que un grupo no se ofenda o para que les sea más "fácil" aceptarlo. Además, así lo llamen X, Y o Z creo que los extremistas igual se opondrían. Sólo le cambiarían el nombre al video de youtube a "La tormenta del X".

Con respecto a la boda de Callie y Arizona, la crítica social estuvo presente y aplaudo eso, me decepcionó un poco que no fuese legal, no lo niego. Aunque recordé que los protagonistas (Meredith y Derek) se casaron escribiéndose notitas, así que mejor no me quejo, al menos fue bonita la ceremonia.

Leí hace un tiempo que la primera boda lésbica en la TV estadounidense fue la de Bianca y Reese (All My Children).

Buen post, saludos!

Sashimi ÑamÑam dijo...

Lo bueno es que la ley de los matrimonios homosexuales no se puede declinar porque sería anti constitucional, pero es su forma de calmar la rabieta por no poder evitarla.
Tienes muchísima razón, la visibilidad es lo correcto porque ello ayudaría a una "normalización", pero tampoco debemos obligar a quienes todavía tienen miedo a la reacción de los demás.

Nosu dijo...

Yo digo que tenemos que tener los mismos derechos que cualquier ciudadano y quien quiera casarse de blanco, que lo haga, y quien quiera casarse por el rito zulú pues también.
Y ya que hemos conseguido casarnos... si nos queremos reblear contra el matrimonio "tradicional" (no sé porqué) tendría que ser de la mano de los heteros

Bruja Truca dijo...

Voy retrasada con las temporadas de Anatomia de Grey. La última vez que vi un capitulo la relación de Callie y Arizona pendía de un hilo. Si que estoy despistada.

En cuánto al tema del matrimonio homosexual. Yo no tengo en menta casarme, pero si algún día derogaran la ley saldré a la calle a protestar.

El tema de cambiarle el nombre sería estigmatizarlo, estoy de acuerdo. Es muy hipócrita eso de "si, igualdad pero..." Personalmente creo que una cosa llevará a la otra, primero será cambiarle el nombre, después derogarla.

Y digo yo, que si la palabra "matrimonio" tiene la raíz "matriz" nosotras nos ganamos el derecho al nombre doblemente.

Resumiendo: a mi me da igual como se llame, pero si le cambian el nombre será darles la razón.

Byebye.

maslama dijo...

leyendo tu post, me viene a la cabeza una reflexión (quizá una tontería) sobre este proceso tan acelerado de normalización de la homosexualidad que estamos viviendo, y en concreto sobre este debate en torno a la conveniencia del matrimonio.. tengo impresión que un cambio tan visceral obliga a sus protagonistas (y a toda la sociedad) a replantear algunas bases desde cero, con las inevitables extravagancias y radicalismos que ello conlleva.

bueno, por posicionarme también, a favor de la visibilidad con un matiz: dar un paso tan importante es una decisión estrictamente personal. Y a favor del matrimonio, que quien no quiera casarse es muy libre de no hacerlo, pero que todos tengamos la libertad de escoger. Y sobre el cambio de nombre del matrimonio, ¡demasiado conocen los herederos de los jóvenes propagandistas de Herrera Oria el valor de las palabras, y su peso sobre nuestro subconsciente!

Alson dijo...

La libertad tiene un matiz muy fino entre lo ajeno y lo propio.
A favor de tener la opción de que cada cual haga lo que quiera en las mismas condiciones que el resto.

dorle dijo...

Por partes...

Yo nunca antes había deseado casarme..y ahora, no se que extraño sentimiento me lleva a desearlo. Es como llegar un poquito más allá; el compromiso existe sin el matrimonio pero darle "forma" para mí, lejos de caer en convencionalismos, significa estar dispuesta a "tragar" con todo, incluso con ellos. Y sí, me apetece, decir "mi mujer" con todas las letras y significados.

El tema del "matrimonio"...También antes era bastante más intransigente: que si históricamente bla,bla...que si es una forma de discriminación bla,bla. Ahora las cosas se me han suavizado. Creo que en este tema -y aunque a veces nos parezca poco- se ha avanzado mucho. Y si para avanzar más hay que confrontar menos pues se hace. Y esto no es resignación, es pensar más allá de mi vida y de mi ombligo. Realmente la discusión es absurda pero si alguien quiere discutir por mí plim. ¿Que quieren llamarle X? pues X. Al final de la jugada existirán dos tipos de "contrato matrimoniales" con las mismas consecuencias, dos formas distintas de llamar al matrimonio pero "casada" a un solo efecto...Y digo yo, si lo que pretendo es que la situación se normalice (por mí y por todos mis amigos) prefiero ganar batallas que meterme en guerras estúpidas promovidas desde el otro lado con el afán solo de crear discordia.
Algún día diré "estoy casada"..y si alguien quiere saber más que pregunte. Tú sabes la gente que está casada (matrimonio hetero) y no sabe ni siquiera lo que son las capitulaciones matrimoniales?cuanta gente vive sin saber qué será de sus bienes y cómo al morir?...la ignorancia es muy atrevida pero más las ganas de vivir. Así que un pequeñito "viva!" por esas, aunque pequeñas, conquistas sociales que me permiten vivir como quiero...se llamen como se llamen.
:)

_None_ dijo...

A mi me da igual que se llame matrimonio o que se llame "X". Ahora bien, lo que no me da igual es que nos pongan "X" como etiqueta para diferenciarnos de un matrimonio heterosexual pues, en última instancia, todos somos personas, y yo quiero algún día poder decir "mi mujer" y tener los mismos derechos que un amigo hetero con la suya. Mi propuesta es que se le llame "X" si quieren, pero no sólo al matrimonio homosexual, sino a cualquier matrimonio civil. Es decir, "matrimonio" para la iglesia, "X" para los demás.

Tanais dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con None, lo que me molesta es esa distinción con los heteros, que nos hacen parecer apestados.

Así que, siendo honestos, si a los matrimonios que no sean por la iglesia los llaman "tal" no nos debería molestar.

cris dijo...

Se han casado???? Tengo que ver dos temporadas seguidas!!! Ya me estoy estresando... Aissss

Utopia dijo...

Yo creo que cambiarle el nombre es una pijada absoluta. Es la unión entre dos personas y punto sea por la Iglesia, ayuntamiento, Vegas...
Lo único que quieren es marear la perdiz para quedar "bien" con todo el mundo y lo que van a conseguir es justo lo contrario. En fin, a mí es que este tema me enerva mucho y como el PP toque cualquier cosa en nuestro detrimento todos a las barricadaaaaaas! (tampoco tanto, pero algo armaremos :P)
PD: gracias por el spoiler de CalZona, sabía que se casaban pero no tan pronto, que cuquis!

ISA dijo...

Aparte de que los dirigentes (preciso) del PP no dicen más que tontadas, el problema de "matrimonio" para gays es puramente lingüístico.
En cuanto nuestra querida y anticuada RAE acepte que el matrimonio puede constar de hombre-mujer, mujer-mujer, hombre-hombre, parte del problema se acaba.
Otra historia es ya la mentalidad de la gente.

Ratita colorá dijo...

¿Es lo mismo una correa y un cinturón?¿Qué más da la nomenclatura si lo que importa es el sentimiento??

chris dijo...

Me quedo con la boda que hubo en Hospital Central. Para mí que ha sido la serie que lo ha tratado con mayor naturalidad.

En cuanto al tema del matrimonio, mira que soy obtusa, no había pensado que el cambio de nombre conllevara ese efecto colateral que mencionas. Sólo me parece tremendo que pretendan que sea una ciudadana de 2ª categoría...
En cualquier caso, entiendo que los que se casan no tienen problema con el tema de la visibilidad aunque claro, es algo que entra en la esfera de lo privado...

Yoyas dijo...

Ay _NONE_ estoy tan de acuerdo contigo. Particularmente a mi la distinción no me parece que sea algo baladí, ni como lesbiana ni como jurista. Quiero los mismos derechos, no quiero ser ciudadana de segunda. Y si me casara por lo civil (dado q el código civil reconoce estas dos formas de matrimonio, la religiosa y la civil) quiero que el legislador reconozca mi matrimonio civil como otro, con independencia de la orientación sexual de los contrayentes.

 
Copyright Mi vida sigue siendo un serial 2009. Powered by Blogger.Wordpress Theme by Ezwpthemes .
Converted To Blogger Template by Anshul Dudeja.