RSS

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Barrio Lésbico (o algo parecido): Erotismo versus pornografía

Troya me ha pedido que aprovechando mi huelga a la japonesa de actualizaciones, reflexione acerca del erotismo. Advierto que he dejado salir mi vena más friki y que quizás mis lectores (hola mamá, hola abuela..) noten que he cambiado de estilo respecto al estilo general de este blog. Pero como decían hace tiempo por ahí, este es mi blog y me lo follo cuando quiero. Así que ahí va mi reflexión.

Cuando conseguimos algo muy rápidamente, parte de la diversión del juego se pierde y me refiero a todos los campos. Si ansiamos lograr una meta, física, como por ejemplo alcanzar determinado estado de forma; o una meta económica, como puede ser todo lo relacionado con lo laboral; o personal...como superar una adicción o lograr una estabilidad. Por alguna razón, valoramos aquello que merece una mayor inversión: de tiempo, de voluntad o de recursos. Buscamos la oposición de la realidad para reafirmar nuestro poder ante nosotros mismos y los demás. Esto se puede extrapolar perfectamente a la sexualidad humana.


Habría que distinguir entre sexualidad y sensualidad; pornografía y erotismo. Mientras que la sexualidad y la pornografía se dedican a la realidad, la sensualidad y el erotismo se mueven en la dimensión de la posibilidad. Lo que para los primeros es material, en los segundo es ideal. El objeto material se enfrenta a la idea, a la fantasía, a todo aquello que existe en un plano conceptual que puede o no materializarse algún día. Es ese poder, el de la incertidumbre, el que mueve nuestras entrañas, como cuando apostamos todas nuestras ilusiones a una única opción y esperamos expectantes el desenlace.

Hay quién en una película, un relato o un cuadro, busca sentir que es real y por tanto creíble. Hay quién busca huir de la realidad y adentrarse en mundos de ciencia ficción, sintiendo que su realidad es la no real. Después de todo, nuestra vida podría ser la película y nosotros los personajes de ficción (como Unamuno hiciera en Niebla). En la ficción todo vale, nada es real y no se hace daño a nadie. Se puede construir la más perversa de las distopías y después explotarla como una pompa de jabón. Inventar infinitas posibilidades y tirarlas a la papelera una vez utilizadas. E incluso recuperarlas en otro momento.

Sublimamos la sexualidad y la convertimos en erotismo. Retardamos la consecución de los instintos por medio de la razón. Introducimos frialdad en el candor de nuestros impulsos para conseguir un placer más estilizado, más retardado, más satisfactorio. Insinuamos en lugar de afirmar. Contraponemos la esencia a la materia. Nos imponemos a nuestra naturaleza primitiva a través de todo un mundo de simbolismo.De esta manera, San Juan de la Cruz o Santa Teresa escribían poesía con tintes eróticos destinados a la divinad, en un clara manifestación de la sublimación de los instintos sexuales que les estaban vetados por su condición clerical.

 Éxtasis de Santa Teresa, Bernini

Y esta ha sido mi reflexión de hoy.

11 títulos de crédito:

T. dijo...

Gracias por ayudarme a dar un poco de forma a algo tan escurridizo. Eres mu grande, nena.

Repo dijo...

Señora Desgra, me quito el sombrero.

Bernini le puso cara de orgasmo a una mujer increíble que es, para mi, un ejemplo.(Con dedo incorrupto y todo)
Y es que el éxtasis espiritual tiene mucho de orgásmico.

Butterflied dijo...

Me ha encantado esta entrada, aunque por alguna razón (¿mi mente de cerdaca?) me esperaba algo más de chicha, ejemplos prácticos. :P

PD: ¿Buenorra yo? MÁS QUISIERA.

Anónimo dijo...

Muy bueno. Deberías poner en práctica eso de la insinuación y el erotismo haciéndole un baile sexy a una que yo me sé, qué seguro que le va a encantar. Quizá este jueves por la noche sería un buen momento.... un antifaz y transparencias también molarían.

Shhh... dijo...

Esencia y materia, igual es que yo también leo entre líneas.... :) gran entrada!

Muak

PD: Me gusta esta huelga a la japonesa tuya, sí, sí

El rincón del Morse dijo...

Gracias por comentar en mi antiguo blog.

Y en eso tienes razon, debemos ser un pais libre en todo, y poder casrnos con quien queramos sin pegas.

Vamos por si habias pensado otra cosa, yo nunca he estado en contra del matrimonio gay, y eso q a mi como gay es un tema q me da igual, pero entiendo q quien quiera, pueda hacerlo.

De hecho esa fue una de las razones, no la unica, por la cual vote a UPyD en vez de al PP, lo ultras q son en este tema.

Besos. Fher.

Anónimo dijo...

No hay nada más sexy que alguien (tú en este caso) hablando así. Ohú, mi arma.

Anónimo P.

Bruja Truca dijo...

Poco más se puede añadir. Una entrada muy didáctica ;)

GOLFA GANADORA dijo...

¡Ja, ja, ja, ja! ¡Cuánta gracia tiene este post! Además, me chifla el blog en su conjunto. Me alegra haberlo descubierto a tiempo.

Mil besitos.

básica dijo...

Ayyy, me encanta que hayas tocado este tema. Siempre me ha gustado teorizar acerca de las diferencias clave entre pornografia y erotismo, y de que forma genero masculino y femenino se interesan por uno u otro (y por que!!). Y de lo muchiiito que se le dedica al porno en lo audiovisual, y lo poquiiito que se hace con el erotismo..que es ilimitado,por dió!
muy acertada esa Mafalda jeje

básica dijo...

y por favorr...que haya segunda parte de este post! =)

 
Copyright Mi vida sigue siendo un serial 2009. Powered by Blogger.Wordpress Theme by Ezwpthemes .
Converted To Blogger Template by Anshul Dudeja.