RSS

jueves, 24 de mayo de 2012

La columna de Ox: HistoriaLes V



Quedé con Paula en una terraza del centro. Tenía claro que si íbamos a vernos, tenía que ser en un lugar bien público por si a) montaba una escena o b) se me tiraba encima (recordemos lo entusiasta que se puso en mi casa…).

Cuando llegué ella ya estaba allí. Al verme se levantó de un salto y se puso a saludarme efusivamente con la mano. Parecía un cachorrito moviendo el rabo. Joder, ¿cómo no me había dado cuenta de que tenía 16 años? Y entonces se agachó para sentarse y me fijé en su escote… vale, por eso no me había dado cuenta de que tenía 16 años.

Me senté en una silla a su lado y ella se acercó para besarme, pero me di cuenta a tiempo y giré la cara, así que acabó dándome un beso extraño en la mejilla.

- Estás muy guapa a la luz del día – me dijo.
- ¿De qué querías hablar, Paula? – dije cortante. No quería que me engatusara.
- ¿Estás enfadada conmigo?
- Bueno, no estoy dando saltos de alegría.
- Jo, ¡sabía que te ibas a enfadar! Soy imbécil – dijo poniendo cara triste. Me ablandó.
- No eres imbécil, pero dime qué se te pasó por la cabeza. Quiero decir, ¿habías estado con otras tías?
- Bueno, me había besado con algunas, pero nunca había llegado hasta el final…

Se me encendió una bombilla. Esperaba de verdad que la respuesta a la pregunta que iba a hacer fuera sí.

- ¿Y con algún chico, has llegado hasta el final alguna vez?
- No…

Joder. Había desvirgado a una niña. Qué gran logro, Alba. Será mejor que lo pongas en tu curriculum. Me imaginé a mí misma en el patio de Alcalá Meco, cambiando cigarrillos por favores sexuales. Pensé en dejar el tabaco por si acaso.

- ¿Pero eres lesbiana?
- No lo sé, creo que no. A ver, me gustan los chicos. Y me gusta mi novio…
- ¿Entonces lo mío fue un experimento?
- ¡No! Es sólo que nunca me había gustado nadie de la forma en que me gustas tú. En cuanto te vi me dieron ganas de arrancarte la ropa. Y quería llegar hasta el final contigo… Me lo pasé muy bien – me dijo jugueteando con su collar. No pude hacer otra cosa que mirarle el escote.
- No estamos hablando de eso – dije tratando de mantener la compostura.
- ¿Es que tú no te lo pasaste bien?
- Eso no viene al caso
- Porque yo diría que sí - se inclinó para besarme…

… Pero me salvó el sonido de su móvil. Empezó a juguetear con las teclas y luego me dirigió una mirada culpable.

- No te enfades conmigo – me dijo.
- Cada vez que dices eso siento que voy a tener un ataque de pánico.
- Mi novio viene para acá.
- ¿QUÉ?
- Es que es muy celoso…
- ¿Y viene a darme de hostias? - empecé a ponerme realmente nerviosa.
- ¡Claro que no! No sabe nada de lo nuestro. Es que te quería conocer.
- ¿A mí? ¿Por qué? – esto tenía muy mala pinta.
- Es que le he dicho que me das clases particulares
- Joder Paula…
- ¡Lo he hecho para que podamos vernos!
- Cuando dices “vernos”, ¿quieres decir “enrollarnos”? – dije poniendo mala cara.
- Puede
- Ya, no creo que eso vaya a pasar – dije levantándome, pero me agarró de la muñeca para retenerme y me hizo sentarme otra vez.
- ¿Y si en lugar de “vernos” digo “conocernos”?
- Tampoco creo que sea una buena idea.

Levantó una ceja y me sonrió inocentemente. Agarró su vaso y se acercó la pajita a la boca, sacando un poco la lengua, después la mordió y luego se la metió en la boca.  Me dio un escalofrío.

- ¿Y de qué se supone que te doy clases? – dije notando como mis defensas se iban al traste.
- De lengua
- Joder, ¿no podía haber sido de otra cosa? – la ironía del asunto era la guinda del pastel.
- Es que es en lo que voy mal… Viene por allí, disimula

Me di la vuelta y me asusté automáticamente. 

- ¿Ese es tu novio? – pregunté alarmada.
- Es guapo, ¿verdad?
- ¿Cuántos años tiene?
- Diecisiete.
- ¿Y por qué es tan gigante?
- Hace mucho deporte. Quiere ser boxeador.

La cosa mejoraba. Un adolescente con pinta de desayunar filetes empanados me iba a romper las piernas por meterme en las bragas de su novia. Alba, estás en la cima del mundo.


To be continued...

10 títulos de crédito:

Anónimo dijo...

La dueña del blog va a volver?

M dijo...

Ironías de la vida... cómo crece esta juventud! Jajaja

a punto de dijo...

jajaja..si es que el que con niños se acuesta...

Anónimo dijo...

Me ha enganchado, lo admito: esta OKUPA de blog tiene clase.

as_vi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
L dijo...

jajajajaja

que bueno, me encantan las historias de ox son geniales

;)

Tuki dijo...

Me muero de ganas de ver como acaba...XDDDD, la niña desde luego tonta no es!

Butterflied dijo...

Quien se acuesta con niños... Pero cómo nos encanta esta historia... ;)

básica dijo...

cuantos años tiene la "saltacunas"?

Secreto dijo...

Uisss Me enganchado ala historia.. como acabaraa?? no lo se pero se que quieroooo MASSS!! :P

 
Copyright Mi vida sigue siendo un serial 2009. Powered by Blogger.Wordpress Theme by Ezwpthemes .
Converted To Blogger Template by Anshul Dudeja.